Confesiones de un Retrógrado

Mi Manifiesto de porqué no apoyo el movimiento homosexual.

Quien busque en la historia de la aviación encontrará que los inventores, los hermanos Wright, sostuvieron una feroz guerra con Glenn Curtis, por haberles robado y además mejorado la patente de su modelo de avión. Al final de esta larga batalla de patentes la victoria fue para los Wright, pero cuando estalló la guerra mundial nadie pudo negar que los aviones más eficaces fueron los de Glenn Curtis. El había tomado el invento de otros y lo había mejorado.

Lastimosamente para algunas personas eso no pasa con las “patentes divinas”, Dios tiene todos los derechos sobre sus creaciones y aunque alguien quiera robar sus patentes no hay manera de que pueda mejorarlas, pues son mucho más auténticas porque se registraron primero en la eternidad; entre ellas se encuentran las patentes del diseño de los dos géneros únicos para los humanos y la manera en que debe ser el matrimonio entre ellos, todo lo demás que sea contrario a esa patente es solo una zopenca y pecaminosa copia.

Antes de dar mis razones quiero dejar claro que escribo a cristianos bien intencionados pero muy mal informados que se han atrevido a validar las “nuevas patentes” que grita el movimiento homosexual con un barato amor de Cristo, que al final es solo un nombre religioso para la tolerancia hacía este estilo de vida pecaminoso. Esas buenas intenciones, esa mala información sobre el amor de Cristo y esa tolerancia logran un avivamiento pero de las llamas del infierno y no del pueblo de Dios.

Habiendo dicho esto, ahora sí, me presento: Hola, soy cristiano, soy un retrógrado y por estas razones no apoyo el movimiento homosexual:

  1. Porque Dios creó muchos géneros de plantas, árboles, animales, etc… pero al llegar al humano no se mencionan mas de dos; hombre y mujer, y esto lo menciono por aquello de que alguien aún no lo sepa (Gen. 1:27). Al final de toda su creación el dijo que todo era bueno y “en gran manera” (1:31) lo que me indica que estuvo satisfecho con todo, incluso con un número tan diminuto de sexos. Nunca tuvo la intención de crear un tercero.
  2. Porque busco la salvación y bienestar de las personas y no su destrucción; apoyar el movimiento homosexual sabiendo la verdad de las cosas me convierte en un doble cara, pues he visto el castigo que la biblia relata sobre este estilo de vida (Gen.19) y sería una locura unirme a un movimiento que al final de cuentas solo está pidiendo a gritos la ira de Dios. ¿Quién en sus cabales como buena persona tiene deseos de apoyar a un grupo de personas que está pidiendo destrucción sin informarles el peligro que corren? Eso me convertiría en un villano cruel y tirano. La ironía es que para ellos, estar en contra me convierte precisamente en eso.
  3. Porque puedo ver que al parecer en Génesis 18 Dios no encontró ni siquiera diez homosexuales justos en la ciudad de Sodoma y Gomorra y por eso la destruyó. No quiero pensar en cientos de pueblos y ciudades alrededor del mundo que están renuentes a dejar este estilo de vida en estos tiempos.
  4. Porque Dios se tomó tan en serio este pecado de los de Sodoma y Gomorra que cientos de años después aún sigue llamando a los homosexuales con un nombre en específico: “Sodomitas” (Job 36:14; Deut.23:17; 1.Reyes 14:24; 15:12; 22:46; 1 Timoteo 1:10) y aún con tantos años pasados su opinión sigue siendo la misma: “Abominable” ¿Si tiene la misma opinión sobre los que se niegan a arrepentirse de este pecado, no será que tomará la misma decisión sobre ellos como en antaño? Y lo que es más ¿Qué hace un cristiano apoyando una opinión diferente a la del Señor?
  5. Porque es un estilo de vida anormal con advertencias explícitas de Dios. “No te acostarás con varón como los que se acuestan con mujer; es una abominación” (Lev.18:22), “Si alguno se acuesta con varón como los que se acuestan con mujer, los dos han cometido abominación…” (20:13) y dicen por ahí que al buen entendedor pocas palabras y que el entendido a señas. ¿no?
  6. Porque no hay un solo versículo en la biblia que hable de este pecado como algo que el mismo diseño natural de las cosas haya producido, ninguna sección de la biblia dice que este estilo de vida sea normal, todo lo contrario: “ Por esta razón Dios los entregó a pasiones degradantes; porque sus mujeres cambiaron la función natural por la que es contra la naturaleza; y de la misma manera también los hombres, abandonando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lujuria unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos el castigo correspondiente a su extravío.” (Rom. 1:26-27)  ¿se puede ignorar acaso el tono negativo de cada versículo que he mencionado? O ¿la referencia al castigo en este último?
  7. Porque a menudo exigen que se les trate con el amor de Cristo que como cristianos decimos tener y que los aceptemos con esa gracia que decimos predicar, sin embargo, este trueque que reclaman es patético, quieren el amor de Cristo sin el arrepentimiento y desean la gracia de Dios cuando en realidad en sus corazones no creen necesitarla, pues la gracia de Dios es para quien se reconoce pecador. Quieren la tajada de pastel sin aceptar la invitación al cumpleaños. No se puede reclamar algo de Dios si no se atiende a los reclamos de Dios (Rom.1:28).
  8. Porque el cristiano que confunde “mostrar el amor de Cristo” con “apoyar el movimiento gay” debe saber que está eligiendo oponerse a la sana doctrina bíblica, donde se incluye la homosexualidad como pecado: “para los inmorales, homosexuales, secuestradores, mentirosos, los que juran en falso, y para cualquier otra cosa que es contraria a la sana doctrina” (1.Tim.1:10). Seguramente vendrá alguien diciendo que eso de la sana doctrina no es tan importante, entonces lo invitaré a desconfiar de la soteriología, pues la salvación también es una sana doctrina.
  9. Porque mostrar amor no es pasar por alto la palabra de Dios, ayudar al pecador no requiere apoyar el pecado, una cosa es ser pecador por elección y otra es ser pecador arrepentido. Hablar la verdad no es discriminar, es trabajar en beneficio de aquellos que no la saben y es confrontar a los que han decidido “ser de mente abierta” No se puede tener la mente abierta en donde Dios ha decidido ser cerrado.

En mi pueblo un grupo de personas se adueñó del edificio de una compañía de teléfono porque mostraron unas escrituras de propiedad más antiguas que las que tenía la compañía. Nadie pudo refutarlas, porque la ley los apoyaba, ahora han cercado el edificio y no permiten que alguien que ellos no deseen ingrese. De la misma manera, Dios se adueña del diseño del amor, de los dos sexos y del matrimonio entre ellos porque mostró escrituras mas antiguas que las falsificadas que actualmente se muestran por ahí. Nadie puede refutarlas y no permitirá que alguien que no se acomode a sus términos entre a su propiedad.