¡Racista!

El mundo latino ha puesto el grito en el cielo en los últimos meses. ¿la razón? la elección del líder de una de las naciones mas influyentes de la tierra. ¿la principal acusación a este hombre?… Racismo. Gritan con gargantas rasgadas que el nuevo presidente de Estados Unidos es un racista.

¿Que tal el siguiente caso? la autoridad parece dar mucha importancia a los de su propia raza y poca a los que no son de la misma. Los que han sido desatendidos han venido a protestar en busca de igualdad, porque demandan los derechos que tienen. No, no estoy hablando de Estados Unidos, sucedió en Jerusalén hace siglos. En la iglesia primitiva ya habían problemas entre razas. Resumido: Judíos y Gentiles. (Lea Hechos 6:1)

Poco tengo que hablar de los presidentes de otros países, pero si tengo algo que decir en cuanto al cristiano y el racismo, (que en este momento estoy dudando que sea necesario, porque no debería existir semejante cosa dentro de nosotros), el cristiano debería contemplar este conflicto desde afuera y guiar por el buen camino, pero… ¡cómo nos gusta estar metidos con el lodo hasta el cuello!

¿Porqué ningún cristiano (ni cualquier otro hombre) debe ser racista?

1.Porque es Bueno no Serlo
Lo sé, no me juzgue por una razón tan simplona, pero es así.

Recuerdo la historia del Buen Samaritano (Lucas 10:25-37) cuando aquel judío fue asaltado y dejado medio muerto en el camino y dos de su misma raza (y encima religiosos) lo dejaron de lado y pasaron de largo. La historia es conocida, sabemos quién es el héroe, El Samaritano (v.33).
Pero no perdamos los detalles por estar apresurados; ¿no era esta la perfecta oportunidad del Samaritano para vengarse de todos esos años de ser tratados por los judíos como “la desgracia”, la “raza mezclada” e “inferiores a perros”?, porque la biblia misma habla de esta enemistad racial: Juan 4:9, 8:48.
Digamos que tendría el derecho de ser racista si hubiese querido, pero agradezcamos el ejemplo que deja al encargarse de este judío que ahora estaba en necesidad, al final de la historia, Jesús deja claro que “el prójimo” no está solo en nuestra familia, o si lo prefiere: “Etnia” sino es todo ser humano, de cualquier raza. (36-37) ¿que tan bueno es no ser un racista? lo suficiente como para que Jesús diga: “Ve, y haz tu lo mismo”

 

2.Porque ninguno tuvo el poder de elegir la raza a la que pertenece:

Aunque existiera una raza perfecta y superior, los que pertenecieran no podrían jactarse de haber tenido la habilidad de crearse en ella. Todo lo que somos y tenemos viene de Dios y no de nuestra capacidad, ya Jesús también ha dicho que no podemos añadir un codo a nuestra estatura y si seguimos por ahí es más que obvio que no podríamos decidir tener el color de piel, los rasgos y características de una “raza mas pura” por mas que quisiéramos.
Si hay alguno que lee esto y aún mantiene micras de racismo en su corazón y mente, aquí hay algunas preguntas que espero que sepa contestar: ¿Estuvo usted sugiriéndole los detalles a Dios cuando Él lo creo?, ¿le reveló Él la categoría de cada región y raza en el mundo? o ¿su raza es tan pura que no permite mezclarse ni siquiera con el pecado?
Su color de piel, su color de ojos, su apariencia y demás no fueron resultado de sus esfuerzos sino de alguien mas grande que usted.

“Porque ¿quién te distingue? ¿o qué tienes que no hayas recibido? Y si lo recibiste, ¿por qué te glorías como si no lo hubieras recibido?” 1. Corintios 4:7

 

3.Porque los Cristianos somos de “Otra Cultura”
Recuerdo que fui al Instituto Bíblico con seis personas de mi país, al principio no había fuerza humana que nos separara, entre muchas razones, éramos siete personas temerosas de entrar a una cultura totalmente distinta, teníamos muchas cosas en común y no queríamos perderlas, éramos de diferentes regiones pero al ser expuestos a otro país cualquier diferencia en rasgos y colores era lo que menos importaba. Una pelea era impensable, queríamos estar unidos.

¿No debería ser lo mismo entre los hermanos en Cristo de todo el mundo? la biblia dice que “nuestra ciudadanía está en los cielos” (Filipenses 3:20) y la misma sangre corre por nuestras “venas espirituales” y nos une en la perfecta cultura enseñada por Cristo. Una pelea por diferencias de colores, rasgos, formas y países es impensable y ridícula. No existe mas grande tontería que dividir con nuestro orgullo lo que está definitivamente unido por la humildad de la Sangre de Cristo.

“Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.” Gálatas 3:28

“Donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos.” Colosenses 3:11

 

4.Porque No es El Mensaje del Evangelio.
Hagamos memoria de cuando Pablo confrontó a Pedro por hacer distinción entre razas (Gal.2:11-18), vivía como gentil pero cuando llegaron los judíos decidió hacerlos de menos. Pablo trata este comportamiento como pecado y no solo por cuestión de razas, sino porque no era el comportamiento de una persona que ha decidido ser seguidor de Cristo, el versículo 14 dice que “no andaban rectamente conforme a la verdad del evangelio”; este asunto de dividirnos y tratarnos con menos o mas privilegios por nuestras diferencias raciales nunca fue el mensaje de Cristo, de hecho su mensaje es para personas de toda clase, color y forma: “Y verá toda carne la salvación de Dios” (Lucas 3:6)

Entonces tenemos dos opciones, mantener en nuestro corazón la diferencia de razas o el mensaje del evangelio y nuestra cultura celestial. ¿Que decide?